jueves, 12 de diciembre de 2013

RESEÑA DEL IMPRESIONANTE "VAMPIR" DE JOANN SFAR, EDITADO EN ESPAÑA POR FULGENCIO PIMENTEL

“VAMPIR”
JOANN SFAR
FULGENCIO PIMENTEL
Cuenta la biografía de Joann Sfar que, dibujante desde niño, desde que fue capaz de dar forma a ideas acabadas en forma de tebeos, bombardeaba a los editores franceses con una obra al mes, que eran devueltas, parece ser, a la misma velocidad con que este talento puro del dibujo las creaba. De lo que no cabe duda es del logro de Fulgencio Pimentel al adquirir los derechos y editar esta obra como lo ha hecho. Publicada originalmente por tomos desde 2001, el manejable y vistoso volumen de “Vampir” incluye los cuatro primeros libros y una ingente cantidad de extras entre los que se cuentan una entrevista al personaje y decenas de bocetos, dibujos adicionales y explicaciones del propio Sfar a su obra. 
Y es que, aún siendo conocedor y aficionado a la inmensa obra del artista galo, sorprende descubrir la importancia de esta obra y personaje en su vida. Nacido cuando Sfar descubrió al “Nosferatu” de Murnau, reconoce que “este es un trabajo de juventud. Empecé a diseñar estos personajes cuando era adolescente, y el mundo en el que evolucionan está lleno de mis fascinaciones de entonces”. Habituales de la siempre desbordante imaginación de Sfar reconocerán en el capítulo 3 de este libro, “Transatlántico en solitario” a personajes desarrollados en solitario como el Profesor Bell. Lo más curioso y que desconocía, era que tal es el calado del resto de secundarios de “Vampir” en el ánimo de Sfar que desde el Hombre Árbol al Golem, existen series y libros exclusivamente dedicados a ellos. Incluso 7 pequeños libros bajo el título común de “El pequeño vampiro” donde tema y personaje confluyen en el mismo tema. 
Así, pasar las páginas de denso y apreciado gramaje de “Vampir” es disfrutar de las aventuras de Fernand, un vampiro atípico que vive en un mundo donde todas las grandes historias y personajes míticos y de leyenda (los mismos con los que Sfar aprendió el valor de las historias bien contadas desde su niñez) son posibles. Una vez más, en asombrosa asociación continua de ideas originales una tras otra y de sorprendentes giros a arquetipos de los que esperaríamos otras cosas, Joann Sfar se supera, nos sorprende y nos hace ahora esperar con ansía que el buen hacer de Fulgencio Pimentel lleve a buen puerto un anunciado segundo tomo para 2014 que llevará por título “Aspirina”, en alusión directa a una de las más especiales mujeres que pasan por la vida de Fernand.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada