miércoles, 13 de julio de 2011

MÁS MUJERES DE CÓMIC: "EL PARÉNTESIS" DE ELODIE DURAND

“EL PARÉNTESIS”
ÉLODIE DURAND
SINS ENTIDO
Se dice que la capacidad de soportar el sufrimiento por parte de un hombre no es nada comparándolo a la resistencia de una mujer. Lo que es cierto es que esta obra, premiada con el Premio a Autora Revelación 2011 en Angoulême, así como con el Premio BD 2011 de los lectores del diario “Libération” es el resumen de algo que no creo muchos pudiésemos superar.
“El Paréntesis” habla de la epilepsia, enfermedad que hace inevitbale recordar el enorme trabajo de David B. en su “Ascensión del Gran Mal”. Sólo que David B. fue testigo de la enfermedad en su hermano y Élodie Durand la sufrió en su propia carne y cabeza. Esta novela gráfica es el desgarrador testimonio de su enfermedad pero, sobre todo, de su curación y la superación como persona de algo que la dejó casi como a un vegetal sin recuerdos durante meses.
Habrá quien lo tache como melodrama fácil, pero vivir de la mano y dibujos de Élodie lo que le pasó es mucho más que eso, porque su trazo, sencillo pero áspero, no deja lugar a dudas sobre el sufrimiento, derrotado por fortuna por unas ganas de vivir que llevaron a este jovencísima autora a destacar estudiando Artes Decorativas e Ilustración y obteniendo su Diploma Nacional Superior de Expresión Plástica en Comunicaión por Ilustración con honores. “El Paréntesis” es realidad para pensar sobre la suerte incluso de la vida más rutinaria.

A su paso promocional por Madrid aprovechando la pasada Feria del Libro, tuvimos la suerte de preguntarle a la propia autora acerca de su obra.

¿Cómo y cuándo decides empezar a dibujar una historia que es tu propia historia?
La verdad es que fue en 2003 cuando comencé a trabjar en la historia, desarrollándola a lo largo de bastantes años posteriormente. Cuando obtuve el Diploma en la Escuela de Artes Decorativas de Estrasburgo fue ésta idea el proyecto que presenté, ya que la historia logicamente fue algo que me había tocado profundamente. Aunque sólo fue siete años después de haber iniciado la historia cuando la retomé y pude terminarla gracias a la Maison des Auteurs de Angoulême, en la que trabajé 4 meses y presenté este mismo proyecto. Gracias a ellos, contacté con Editions Delcourt, que se interesaron por el proyecto, de modo que por fin pasé un año entero trabajando en ella hasta acabarla.

¿Fue especialmente duro recordar este episodio de tu vida o te sirvió como terapia necesaria?
No, para nada fue una terapia. Fue duro en 2003 cuando recuperé algunos dibujos y cuadernos cercanos a la época en que viví aquello, pero acabarlo años después supuso enfrentarme desde una perspectiva diferente, muy alejado de cualquier ejercicio de terapia.

En el libro aparecen dibujos muy oscuros que la protagonista dice haber hecho durante la enfermedad. ¿Son realmente lo que tú hiciste en el mismo período?
Los dibujos rápidos incluidos en el libro corresponden realmente a los dibujos que hacía cuando, en mi vida real, comenzaba a sentirme y estar mejor. Para mí resulta un recurso de flashback verdaderamente interesante, porque pienso que permiten al lector sumergirse de lleno en la cabeza y enfermedad de la protagonista.

Tu faceta como ilustradora infantil está llena de colores. ¿Pensaste mucho la técnica en blanco y negro de este libro?
Estoy más acostumbrada a trabajar para los adultos aunque hoy en día me surgan más trabajos para libbros infantiles que de adultos. La decisión sobre la técnica fue bastante natural. Tampoco me lo planteé demasiado, simplemente el blanco y negro fue el modo natural de hacerlo. La verdad es que me llevó más tiempo pensar y trabajar la estructura de la historia que pensar en el dibujo.

¿Cómo te hacen sentior todosa los premio que estás obteniendo con "El Paréntesis" desde su publicación?
Por supuesto es una alegría, aunque no deja de sorprenderme. Es genial.

¿Ayuda para conseguir otros proyectos?
Sí, por supuesto, pero sobre todo ayuda a aumentar tu autoestima y confianza en lo que haces.

Despúes de un capítulo tan duro en tu vida, ¿resulta más fácil afrontar las dificultades diarias de la vida ordinaria?
Bueno, en la vida siempre hay complicaciones (risas), pero sí es verdad que pasar por una enfermedad grave te hace ver el hecho de disfrutar de una salud normal de un modo completamente diferente, casi agradeciendo la normalidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada