lunes, 18 de julio de 2011

LA ETERNA HISTORIA MUSA-ARTISTA

"FLUJO. PREDILECCIÓN POR TINA"
DAVE COOPER
EDICIONES LA CÚPULA
Es lo que nos mueve. Tan antiguo como nuestra naturaleza. Y sólo hay que recordar a cualquiera y todos los nombres que todos conocemos de artistas de los dos últimos siglos para comprobar que detrás de los que han pasado a ser considerados grandes artistas o pintores siempre hay una mujer detrás que ha sido musa, inspiración o tortura en algún momento. Hay historias que han dado para biografías y novelas como Dalí y su Gala o las muchas mujeres de Picasso, por citar ejemplos muy cercanos. Pero si desciendes a artes diferentes e incluso a los "menores", la obsesión por encontrar a la musa ideal y única puede llegar a extremos de gran inspiración. Me viene a la mente en especial el "Blankets" de Craig Thompson y decenas de películas y novelas donde una mujer sostiene la historia completa. Y desde ahora "Flujo" será otra de las imágenes que vendrá a mi cabeza cuando piense en cómo a veces de una obsesión que sólo provoca dolor nace el arte de algunas muy buenas historias.
"Flujo" es el final de la trilogía "Succión-Escombros-Flujos" de Dave Cooper, polivalente y multipremiado artista capaz de dar forma a novelas gráficas al igual que a libros infantiles, diseño de muñecos o animación. La historia es la de un autor que encuentra a su musa en una joven que no entraría dentro de los cánones habituales de belleza consumista, pero que conduce al protagonista a un viaje sin retorno que acaba en escribir este mismo cómic. 
Semejante y detallista juego metalingüístico ha sido editado con su sumo cuiado por una editorial de la calidad habitual de La Cúpula, quien no ha perdido ni un detalle en una libro que juega, sobre papel amarillo, con tintas azul y magenta para separar realidad de ficción. Una delicia visual con mucha historia en cada pliegue pero, eso sí, para lectores adultos aunque, a la vez, para todo tipo de persona normal curtida en la realidad de las relaciones que nos hacen seguir poniendo los pies en el suelo cada día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada