jueves, 15 de diciembre de 2011

CINCO MIL KILÓMETROS DE SENTIMIENTOS

“CINCO MIL KILÓMETROS POR SEGUNDO”
MANUELE FIOR
SINS ENTIDO

Ganadora del Fauve de oro a la Mejor Obra en Angoulême 2011, ha sido larga la espera para leer la edición española de esta obra que consagra a este joven autor italiano que, con apenas cuatro novelas gráficas publicadas supone una promesa abierta en la creativa escena gráfica europea. Las virtudes de Fior en esta obra resaltan tanto en lo gráfico como en su guión. El dibujo es tan natural como la historia, ofreciéndonos un cuidado marco de acuarelas tan fluidas como el hilo narrativo. Sobre la historia, Fior recurre a un relato de amor que podría ser la que todos hemos vivido en algún momento de nuestras vidas. Ésa que la inmadurez de la adolescencia deja escapar pese a la pasión para convertirse en lamento con el reencuentro al cabo de los años. 
El añadido que aporta color en todos los sentidos es situar a los protagonistas de destinos cruzados en lugares tan distantes y distintos como Noruega, Egipto y la especialmente luminosa y alegre Italia (cada lugar un tono, cada recuerdo un color asociado) en que empieza una historia para disfrutar con todos los sentidos.


ENTREVISTA  CON  MANUELE  FIOR

Una vez publicado tu libro y según empezaron a llegar las buenas críticas, ¿se te pasó por la cabeza siquiera un segundo que conseguirías el Fauve d'Or en Angoulême 2011?Ni por un segundo. Todavía me pasa que me pregunto a veces: "¿realmente gané el Fauve d'Or en Angoulême?"

¿Qué sentiste cuando ocurrió?

Una grandísima emoción y gratitud.


¿Qué te empujó a escribir y dibujar esta clase de triste historia de amor? Quiero decir, ¿salió directamente de tu imaginación como guionista o incluiste recuerdos de tu propia vida para construir los personajes y lugares?Pese a ser ficción, normalmente elaboro un guión en base a recuerdos y experiencias, pero cómo esos personajes actúan es pura invención. Los lugares, no obstante, son sitios muy conocidos para mí ya que solía trabajar y vivir en los sitios descritos en el libro.


¿Qué te mueve generalmente a lanzarte a un proyecto? En esta caso hablamos de una idea original, pero por ejemplo en "Mademoiselle Else" realizaste la adaptación de la obra de otro autor, concretamente una novela.Escojo temas que mueven mi vida cotidiana, en algunos casos muy banales. A través de la realización de un cómic, pongo esos temas en la mesa de operaciones y dejo que mis personajes encuentren sus propias soluciones, con suerte diferentes de las mías.


Siendo habitual practicante del blanco y negro con tanta asiduidad como las acuarelas, ¿con cuál te encuentras más cómodo dibujando?
Me gustan todas las técnicas y siempre hay una particular que encaja con la historia que quiero contar. En este aspecto nunca  me pongo límites.


Estudiaste Arquitectura. ¿Cómo acabaste dibujando cómics en Berlin cuando precisamente trabajabas como arquitecto? ¿Hay en Berlín un movimiento o tradición tan importante como lo es la Bande Dessinée en Francia y Bélgica?En realidad no, pero cuando estuve en Berlin solía visitar Renate, una tienda underground de comics, donde conocí a la persona que posteriormente acabaría siendo mi editor alemán. Cuando comencé a trabajar como arquitecto suspendí mi actividad con los cómics, pero tras ser publicado en una primera antología, rápidamente volví a la idea de hacer mis propios libros.



¿Algún artista concreto te animó a querer hacer lo mismo y ganarte la vida dibujando historias propias?Hay muchos, especialmente dibujante de superhéroes norteamericanos. Pero el que más me tocó fue sin duda Lorenzo Mattotti.


¿Qué es lo siguiente en tu agenda creativa? ¿Te permiten todos tus diferentes trabajos en revistas (diseñador, ilustrador) centrarte para pensar en una nueva novela gráfica?Por supuesto. De hecho ya estoy trabajando en un libro de ciencia ficción que se desarrolla en Italia. Acabo de terminar las primeras 70 páginas. Tomará un tiempo, probablemente no lo tenga terminado hasta finales de 2012.



No te pierdas su ilustrada web: http://www.manuelefior.com/



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada