martes, 7 de junio de 2011

DESTACADOS LH JUNIO - TERROR EN CUATRICOMIA

“FOUR COLOUR FEAR. CÓMICS DE HORROR DE LOS AÑOS 50”
VARIOS AUTORES
DIÁBOLO EDICIONES
Todavía saboreando el recuerdo que supuso la edición del “Strange Suspense” de Steve Ditko por parte de Diábolo, nos sorprenden de nuevo coincidiendo con el último Salón del Cómic de Barcelona con otro homenaje a los mejores cómics de terror norteamericanos de los años 50.

La premisa, como lo fuera con el siempre recomendable tomo de Ditko, es la misma: recuperar un legado único de historias y autores que escribieron e ilustraron no sólo cuentos de horror, sino guiones previos al famoso Comics Code o, lo que es lo mismo, la posterior y férrea censura yanqui, que cambió por completo la cruda forma en que los autores podían dar rienda suelta a su oscura imaginación.

Por supuesto, como toda moda de éxito comercial, fueron miles los títulos que decenas de pequeñas editoriales aprovecharon para poner en circulación, no siempre con calidad. Pero no os voy a contar algo que hacen mucho mejor los autores originales de este libro que, junto a los relatos a disfrutar, incluyen unos extensos y detallados informes sobre el tema, en más de veinte páginas de curiosidades, realidades y datos históricos sobre la pequeña industria que se formó en torno a este género.

Lo que sí puedo contaros es que llegados a la lectura de las historias, cuando eres aficionado al terror y a la serie B, las páginas de este libro se disfrutan todas. Con esa chillona cuatricomía que limitaba el lado gráfico al tiempo que hacia de los artistas creativos aún mayores de lo que eran, es un acierto que el orden de lo incluido no sea ni cronológico ni temático. Adentrarse en este mundo de papel donde no falta ninguno de los más oscuros seres de la noche, desde zombis a vampiros, pasando por licántropos, demonios y toda fauna imaginable, es un viaje a la ingenuidad de la niñez de cada uno, cuando buscabas este tipo de historias y algo que te asustase lo suficiente para a su vez, poder contarlo. Por esto mismo no te extrañe, si te animas a disfrutar del libro, que te descubras con una sonrisa de oreja a oreja durante la mayor parte de exagerados relatos, en sesión continua, de gloriosos guiones todos ellos de un sano humor negro que hoy en día produce un efecto verdaderamente diferente.

Completa este título una impresionante galería de portadas a cual más cruenta, exagerada y gráfica en el sentido macabro de la palabra ya que, a fin de cuentas, lo que se logró y de lo que se trataba era de conseguir lectores compradores, llamando la atención todo lo posible. Edición impecable.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada