lunes, 14 de marzo de 2011



No entiendo cómo hay quien pueda criticar o reprochar a las editoriales que se toman su tiempo en el meticuloso trabajo de recuperar sus mejores obras; bien para el disfrute de quienes se las perdieron en sus primeras ediciones o simplemente para quienes desconocían a tal o cual autor y títulos porque o no habían nacido o porque en esa época no tenían la posibilidad monetaria que puede que ahora sí. Por eso desde aquí reivindicamos esta selección de títulos a descubrir y, si da el presupuesto mensual, a llevarte seguro a casa para disfrutar una y mil veces de obras cuyas cuidadísimas reediciones compensan precio y espera de volver a verlas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada