domingo, 14 de julio de 2013

ESTE VERANO, DE VACACIONES LLÉVATE LA MALETA LLENA DE TEBEOS (4): PROPUESTAS DIFERENTES DE EDITORIALES A LAS QUE NO PERDER DE VISTA


A. DAN/MAXIMILIEN LE ROY
Género bien popular en el mundo literario, las biografías ocupan también un puesto destacado en muchas grandes obras publicadas en cómic en los últimos años. Aunque, como en todo tema recurrente, hay casos que cobran especial vida siglos después de quienes dejaron su legado a las siguientes generaciones. Ese es el caso de Thoreau, filósofo, escritor y poeta que, mucho antes de la cruenta Guerra de Secesión norteamericana se declaró contrario al sistema que protegía una lacra como la esclavitud. A su manera, como nos cuentan en especial los inspirados dibujos de A. Dan, prescindiendo en muchas páginas de los acertados apuntes y palabras de Le Roy, Thoreau fue pacífico precursor de la desobediencia civil. No en vano su obra inspiró a Ghandi o Luther King del mismo modo que sus profundos pensamientos podrían inspirarnos en nuestra cruda realidad actual. 

SIPNOSIS DE LA EDITORIAL: Marzo de 1845. Henry David Thoreau vuelve a Concord, Massachusetts, su pueblo natal. Entristecido por la muerte de su hermano, cansado de las ciudades y de la sociedad, que considera demasiado rígidas para poder llevar a cabo su labor pedagógica, el filósofo-poeta opta por regresar a la vida sencilla de la naturaleza entre las paredes de una cabaña rudimentaria construida por él mismo junto al agreste lago Walden.


CHEMA PERAL
Nueva sorpresa a cargo de un título de Apa-Apa Cómics, que saltará a tu vista si pasas cerca de él en cualquier tienda de tebeo por su vistosa portada, diseño e incluso título que sí, hace alusión directa al innovador músico francés Jean Michel Jarre. A caballo entre historia de amor, homenaje a la música en viñetas y relato de ciencia ficción donde incluso hay viajes en el tiempo, “Esperando a Jean Michel” es un viaje con inicio en un experimento y a la vez, en otro tiempo, en la vida de una joven italiana que aprende a amar la música del compositor francés desde niña, hasta alcanzar, por el simple hecho de saber entender y escuchar sus temas como pocas personas, un trascendental viaje magníficamente ilustrado por una variada paleta de originales colores de la mano del joven Chema Peral. Un cómic independiente de amena lectura y profundo mensaje para todos los públicos.

SIPNOSIS DE LA EDITORIAL: Desde muy pequeña, Andrea apunta en una libreta las canciones que va descubriendo a lo largo de su vida y que conforman la constelación de músicos a los que admira y con los que, de alguna manera, comparte una vida paralela… En el centro de su constelación está Jean Michel Jarre. Historias de sintetizadores, rayos láser y sonidos de la naturaleza. Todo para encontrar el instrumento orgánico perfecto. Una bonita historia de amor, sueños, viajes espacio-temporales y mucho New Age. Una divertida biografía de Jean Michele Jarre con grandes dosis de humor y fantasía.


MICHELE SIQUOT / MARTA BERTOTTO 
Uno de los mayores descubrimientos del mes ha sido recibir este libro y saber de la labor de Borobiltxo Libros, pequeña editorial que, desde 2002, edita a su ritmo, joyitas como este “Diario de un oso en París”, que despiertan la sonrisa y la casi perdida sensación de descubrir cosas nuevas. Ideado y dibujado por el argentino Michele Siquot, este libro de original formato apaisado recupera las notas que la madre del autor, Marta Bertotto, escribió en 1949 durante un viaje a Europa. El resultado es un curioso viaje a pensamientos particularmente centrados en Paris, a través de postales de principios del siglo XX del palacio de Versalles y sus infinitos parques, a los que Siquot añade a un diminuto osito y a un compañero emplumado que invaden, como cuando de niños ilustrábamos nuestros libros de texto, una realidad a la que modifican, dulcifican y llenan de vida.

SIPNOSIS DE LA EDITORIAL: París, 1949. Recién llegados de Argentina, un oso y su inseparable amigo pollo recorren los lugares más célebres de la ciudad. Transitan por las calles parisinas, se maravillan por la suntuosidad de sus jardines y palacios, van a espectáculos de varietées con malas parejas de baile, visitan las salas del palacio de Versalles donde admiran objetos de María Antonieta o Napoleón— ¡y hasta rompen alguno! —, o asisten a una ceremonia conmemorativa de la II Guerra Mundial en el Arco del Triunfo. Los dos viajeros se quedan fascinados por la modernidad de la gran capital europea al mismo tiempo que se extrañan de las raras costumbres y modales de sus habitantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada