miércoles, 10 de julio de 2013

ESTE VERANO, DE VACACIONES LLÉVATE LA MALETA LLENA DE TEBEOS (3): ECC EDICIONES, VARIEDAD, CALIDAD Y DIVERSIÓN.

SEAN MURPHY
En un panorama inundado de nuevos buenos nombres y consagrados guionistas que siguen creando grandes historias, me resulta imposible olvidar el día en que descubrí “Joe el Bárbaro” de Sean Murphy. Mucho más allá marcha este mastodóntico “Punk Rock Jesus”, apocalíptico retrato futurista de más de 200 páginas creado, ilustrado y entintado por el autor, sin añadirle color, en homenaje a los tiempos de 2000 AD y el gran cómic de ciencia ficción de los 80. La chispa: un tiempo en que ha sido posible clonar humanos y la elección es sacar ADN del Santo Sudario. Sin embargo, pretender crear un Nuevo Mesías acaba convirtiéndose en la pesadilla de un sistema que, en ciertos detalles críticos, no se diferencia tanto de nuestra sociedad. Brutal el trabajo de este rompedor norteamericano, tanto por su forma de contar como por cómo dibuja lo que imagina, transmitiendo tanto con un dibujo tan crudo como interesante.

SIPNOSIS DE LA EDITORIAL: J2 propone el reality show definitivo: Crear un clon humano con ADN extraído del Santo Sudario, implantarlo en el útero de una madre adolescente virginal y que esta dé a luz en directo a un niño que podría ser el segundo advenimiento de Jesucristo. El niño llamado Chris se convierte al instante en una estrella, y todos sus momentos se graban y se retransmiten a miles de millones de espectadores fieles. Los fanáticos religiosos aman u odian el programa, los políticos enfurecidos debaten su influencia y la comunidad científica teme sus implicaciones. Pero cuando Chris descubre los siniestros secretos que hay tras su creación, se convierte en un rebelde con causa... y con guitarra. Si decide llevar ese mensaje antisistema hasta las masas, ¿podrán las fuerzas combinadas del fundamentalismo religioso y de la avaricia corporativa derrotar al poder del punk?


JOSHUA FIALKOV / ANDREA SORRENTINO
“Yo, Vampiro” es una de esas series que se inician con sigilo pero, que continuadas con números como éste, merece la pena recomendar para sus descubrimiento pleno. Personaje creado por J.M. DeMatteis y Tom Sutton, los guiones de Joshua Fialkov, inmersos en un universo DC donde normalmente relucen los superhéroes, es una frenética secuencia de referencias a todo tipo de película o libro de vampiros en un universo propio donde el gran protagonista, Andrew Bennet, tratando de convertirse en mesías de los vampiros para salvarlos de su propio estilo de vida, enfrenta a más del 60% de la población de chupasangres a una orden casi secta de matavampiros bajo el apellido de Van Helsing. El resultado, como todo lo que precede y parece ir a continuar la serie, es un singular despliegue de acción, sangre y originalidad mezclado con humor del más negro.

Andrew Bennett, el vampiro que antaño plantara cara al resto de su especie, ahora se ha convertido en su líder. Refugiados en el desierto de Utah, los chupasangres de Estados Unidos sobreviven como pueden sin saber que está a punto de caer literalmente del cielo una organización que pretende exterminarlos a todos: ¡la Orden de los Van Helsing! Así comienza una nueva entrega de Yo, vampiro realizada por los habituales Joshua Hale Fialkov(Elk’s Run: La huida de Elk, Ecos) y Andrea Sorrentino (God of War: El dios de la guerra).¡Y además, la aparición estelar de Stormwatch!

ROBIN WOOD / EDUARDO RISSO
“El Ángel” es una de las mejores formas posibles de descubriros el trabajo del guionista paraguayo Robin Wood así como el gran trabajo de ECC reeditando series como “Nippur” o “Dago” desde hace meses. Quizás leyendo esta historia completa, compilada en un solo tomo e ilustrada nada más y nada menos que por un ahora aclamado y conocido Eduardo Risso (“100 Balas”), te anime a leer y comprar otras series de Robin Wood. Ésta, como gran parte de sus títulos, conserva en cada página el sabor del gran folletín del siglo XIX, el que nos dio nombres y obras inmortales como Alejandro Dumas y “Los Tres Mosqueteros”. Ambientado en la España previa al descubrimiento de América, Wood nos cuenta la vida de un hijo ilegitimo del rey, salvado por los repudiados de la sociedad pero alimentado en la idea de justicia que le mantendrá vivo a lo largo de un sinfín de aventuras alimentadas por una gran historia.

Toledo, fines del siglo XV. El Ángel tiene un destino que cumplir. En la cuna recibió una marca con un hierro candente. También recibió el afecto de mendigos, ladrones y asesinos. Aprendió a pasar hambre, a sufrir engaños, a cavar tumbas. También ejercitó el valor, la lealtad y la justicia. Ya adulto, se dispone a cruzar el Atlántico en las naves del almirante Colón. Una vez allí, entre sueños de oro y sueños de plomo, el Ángel buscará su destino.

SNYDER / LEMIRE / TUFT / PAQUETTE / PUGH
Desde que el Universo DC reiniciase su andadura hace no demasiados números, dos series han caído en gracia a público y crítica: “Animal Man” y “La Cosa del Pantano”. Digamos que, ante la dificultad de resultar original contando nuevas historias a mitos tan longevos ya, lo que sí han rescatado autores como Scott Snyder y Jeff Lemire es el espíritu de las grandes sagas que, a finales de los 80 hicieron mayúsculos nombres como Alan Moore o Neil Gaiman. Confluyendo ambas series, confluyen numerosos dibujantes y un gran trabajo a los guiones para crear este “Mundo Putrefacto” en el que ambos héroes sin capa se enfrentan al enemigo que está poniendo en jaque a medio país, barrido por hordas de podridos y corrupción a los que Cosa del Pantano y Animal Man pretenden vencer combatiendo en un terreno particularmente peligroso. Un libro donde las páginas no se leen: se devoran en un despliegue sin pausa de ideas.

La Putrefacción acecha y los campeones del Rojo y del Verde hacen lo que pueden para luchar contra ella. Alec Holland renunció a su humanidad y se convirtió en la Cosa del Pantano. Estuvo a punto de vencer al avatar de la Putrefacción, pero en el último instante se le escapó… Buddy Baker se enfrentó a su cuerpo poseído para salvar a su hijo, pero incluso después de vencer a su enemigo, su primogénito enfermó. Solo hay una manera de acabar con el mal: adentrarse en el Mundo Putrefacto…

BILL WILLINGHAM/CRAIG HAMILTON/JIM FERN
Bill Willingham puede permitirse el lujo de extender su mundo de “Fábulas” desde hace tiempo por lugares y personajes que, nunca secundarios, siempre llaman la atención y son capaces de salir no sólo airosos, sino victoriosos, de novelas gráficas enteramente dedicadas a ellos, como es el caso de ésta, centrada en Lobo Feroz, a la búsqueda de una nueva ubicación para Villa Fábula. Lo que no esperaba Feroz en su viaje es que, en un lugar de nombre tan idílico como Story City, lo que iba a encontrar no sólo era una peculiar comunidad de licántropos, sino una importante página de su pasado que, para deleite del lector, incluye remontarse a la Segunda Guerra Mundial y a nazis una vez más pretendiendo hacerse con poderes que les llevasen a un victoria que nunca ocurrió. Excepcionalmente repleto de acción dibujada por unos efectivos Craig Hamilton y Jim Fern, otro título imprescindible para seguidores de “Fábulas”

¿Volverá el reformado Lobo Feroz a su antiguo estado salvaje? Lobo Feroz se embarca en una búsqueda por el corazón de América para encontrar una nueva localización para Villa Fábula, una sociedad secreta de personajes de cuento exiliados que viven entre los “mundanos”. En su viaje, Feroz se topa con Story City, un pequeño pueblo que parece estar habitado únicamente por hombres lobo. Lo raro es que ya parecen conocer y reverenciar a Feroz, pero lo capturan y lo encierran de todos modos. Fábulas: Hombres lobo en el corazón de América cuenta una historia épica que empezó mucho antes de que Lobo Feroz pisara las bucólicas planicies del Medio Oeste. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada