miércoles, 11 de julio de 2012

DC COMICS SE REINICIA A LO GRANDE CON UNA IMPRESCINDIBLE COLECCIÓN DE NÚMEROS 1



"FLASH"
FRANCIS MANAPUL / BRIAN BUCCELATO
Anunciado desde hace meses, el renacimiento del universo DC o, lo que es lo mismo, asistir a los números 1 de toda historia a continuar, se inició precisamente a principios de 2012 con la serie “Flashpoint”, en que los cambios de Barry Allen/Flash en el pasado generan este nuevo universo donde conviven los mismos héroes y villanos, aunque de modo diferente y por caminos bien distintos a los de un tiempo y vidas anteriores.  La cuestión es que, arropados y precedidos por la ventas millonarias en Estados Unidos, en concreto la serie de “Flash” sigue siendo dibujada por un extraordinario Brian Buccelato, por quien merece la pena darle la oportunidad a una historia que os aseguro se disfruta, cuando un viejo amigo de Allen involucra a éste en una peligrosa trama de clones inestables, experimentos del ejército y un despliegue de acción que no da lugar sino a desear leer siguientes números. Y así, este primer personaje “reinventado” aprueba con sobresaliente al entretenimiento.


"SUPERMAN"
GRANT MORRISON / RAGS MORALES
Si bien en todo universo superheroico son decenas e incluso cientos los nombres protagonistas y secundario, el nombre de Superman alcanza cotas iconográficas universales. Así, no es de extrañar que para el reto de este número 1 escogiesen a Grant Morrison quien, entre mil títulos conocidos, muchísimos aficionados recuerdan con especial cariño por su “All Star Superman”. El problema, que tampoco lo es del todo, es que Morrison es un muy buen narrador de historias desarrolladas y el número 1 de Superman es uno de los pocos que, en su formato grapa, cuenta con menos páginas. Y ese es el sabor que deja una vez leído: Morrison apenas empieza a contarnos aquí su nueva versión de lo que ya conocemos. Es este caso estoy particularmente seguro que la trama tejida por este gran guionista necesita de más páginas y números a los que merece la pena subirse ya que, apenas empezada la historia, grandes nombres oscuros en la vida del Hombre de Acero como Lex Luthor hacen acto de presencia en una historia donde a Superman pretenden tratarle como amenaza alienigena. Me quedo con ganas de más. 

"BATMAN"
SCOTT SNYDER / GREG CAPULLO
Popular a la altura de Superman pero mucho más actual por las bien conocidas adaptaciones de Christopher Nolan al cine, incluyendo el tan esperado estreno del fin de la trilogía este verano, otros dos muy veteranos y versátiles nombres son los escogidos para el número 1 de Batman: a las palabras Scott Snyder, alzado por méritos propios por el éxito de sagas como su “American Vampire”; mientras que a los lápices destaca por su estilo de línea clara y detallista acabado un Greg Capullo a quien precede su trabajo en “Spawn”. El resultado de este también breve número 1 es un muy moderno personaje centrado en lo tecnológico en una siempre sórdida Gotham City, donde el detective murciélago se enfrenta a un siniestro asesino en serie cuyas pistas apuntan a alguien en exceso cercano a Batman. Ágil, gráficamente impecable y con un toque de originalidad que nos recuerda cuando descubrimos nuevas series de las que hacernos seguidores, Batman vuelve a lo grande.

"CATWOMAN"
JUDD WINICK / GUILLEM MARCH
Sin dejar de lado el universo de Batman, el número 1 de Catwoman, de mucha más envergadura y páginas sube las apuestas, las buenas impresiones del renacer de DC  y también la temperatura... porque el dibujante español Guillem March demuestra por qué los norteamericanos se lo rifan por su forma de dibujar mujeres, con un personaje que siempre ha destacado por su dos caras a ambos lados de la ley sin perder un ápice de sensualidad. Pero siendo justos, la historia escrita por Judd Winick (“Green Lantern”, “Green Arrow”) toca al lector en puntos básicos que hacen de este un imprescindible de esta serie de números 1. Y es que Catwoman, aún siendo cercana a lo imposible en la ingente cantidad de líos en que Winick la mete de lleno en este libro,  es también un personaje vulnerable al que persigue un pasado desgarrado y un presente donde el realismo y un lado bien creible plantan cara en muchas viñetas, enganchándote al lado de un dibujante excepcional en todo lo que su lápiz toca. Imprescindible.

"BATMAN Y ROBIN"
PETER J. TOMASI / PATRICK GLEASON
Un título más ligado al Caballero Oscuro saca a relucir el indudable sabor comercial debido, como ya señalaba antes, al merecido éxito cinematográfico del binomio Batman/Nolan. En esta parte del universo del hombre murciélago, antes del nuevo principio, Batman Inc. se consolidaba como proyecto en una mastodóntica lucha contra el crimen. Sin embargo aquí, número y serie hacen honor a la cabecera, centrándose de nuevo en la difícil relación padre-hijo con y sin los disfraces de Batman y Robin. Peter J. Tomasi y el oscuro y dinámico dibujante Patrick Gleason ya habían trabajado antes en títulos como “Green Lantern Corps” y “El día más brillante” y demuestran entenderse a la perfección en una historia donde Tomasi trata de fundir objetivos de los protagonistas contra un nuevo villano que, pese al tiempo y los años, sí, consigue ser incluso peor que muchas de las pesadillas a las que ya se han enfrentado estos héroes a lo largo de las últimas décadas. Hipnótico el trabajo y estilo narrativo de Gleason, Tomasi también nos convence del todo con su visión del renacer DC para Batman y Robin.

"AQUAMAN"
GEOFF JONES / IVAN REIS
Pero lo mejor de esta primera tanda de números 1, en todos los sentidos, lo hemos dejado para esta esquina final, donde reitero los muchos elogios que he escrito desde hace muchas páginas hacia el guionista Geoff Jones, quien pone la firma maestra a esta selección del renacer DC con una historia que, en lo que dura este tebeo, nos hace sentir y asistir a un espectáculo sólo comparable al buen cine de superhéroes al que estamos asistiendo en los últimos años. Y es que Jones es, por un lado clásico por su forma de narrar y en la selección de un personaje como Aquaman, a quien enfrenta a una frase lapidaria en estas mismas páginas: “¿Qué se siente no siendo el héroe favorito de nadie?”. Lo gracioso es que el guionista no sólo resuelve incluso eso con un aluvión de acción, referencias y monstruos que parecen salidos de un relato de Lovecraft, sino que incluso tiene tiempo de desarrollar todos los personajes, e incluso dotarles de problemas y dudas que les hace casi humanos pese al papel. Y todo en una historia que se resuelve ínegra y que, pese a todo (brutal el trabajo del dibujante Ivan Reis), hace de este uno de los personajes a seguir a ciegas mientras Jones firme la historia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada