miércoles, 26 de octubre de 2011

TEBEOS Y AUTORES DE CALIDAD DE AQUÍ (Y 3): DOS LIBROS CELEBRAN DOS DÉCADAS DE SERGIO BLEDA

“20 AÑOS ENTRE PINCELES. EL ARTE DE SERGIO BLEDA”
SERGIO BLEDA
DIB BUKS
Nacido como tantos otros autores españoles contemporáneos, Sergio Bleda destaca por llevar 20 años trabajando como profesional en el  complicado mundo de la historieta nacional con formación autodidacta. 
De ahí que, entre otras cosas, tenga sentido este libro celebrándolo con una selección que ha coincidido con la exposición del autor en el Salón del Cómic de Avilés
El resultado, guiado por el propio autor, es una revelador mundo que va más allá de algunos de sus títulos más conocidos como “El baile del vampiro” o “Dolls Killer” ya que recoge infinidad de anécdotas sobre los procesos creativos de su obra, datos útiles e interesante y muchísimas ilustraciones salidas de los archivos exclusivos del autor para disfrute visual de todo el mundo, en especial en lo tocante a obras publicadas en el extranjero que aquí nunca han visto la luz, incluso siendo historias cortas. 


“DOLLS KILLER”
NICOLAS PONA / SERGIO BLEDA
DOLMEN EDITORIAL
Impresionante y verdaderamente completa la edición verdaderamente integral en castellano de esta obra publicada originalmente por Soleil. Porque no sólo incluye los dos tomos editados en Francia con tapa dura y verdadero cuidado con planchas y rotulación, sino que añade además en formato de guión ilustrado el que debió haber sido tercer tomo de una serie cancelada por  problemas de ventas. Incluye además suculentos y detallados extras con bocetos inéditos de Sergio Bleda relatando más historias de la serie a través de su dibujo de calidad, vehículo ideal para el retorcido, arriesgado e interesante guión policiaco de Nicolas Pona. Género negro de color muy oscuro protagonizado por las siempre poderosas y omnipresentes figuras y protagonistas femeninas de Bleda. Hasta el punto de que uno no sabe dilucidar si es el dibujo de Sergio el que nos engancha inevitable o la historia de Nicolas Pona la ideal para su amplia gama de recursos gráficos.


ENTREVISTA A SERGIO BLEDA

¿Cómo surge una idea como el libro "20 años entre pinceles" y cuál fue tu primera respuesta ante semejante homenaje tras dos décadas viviendo entre esos mismos pinceles en un país tan irregular y curioso para el oficio de dibujante?
Este año 2011 cumplo veinte años como historietista profesional. El año pasado propuse a la gente del Salón del Cómic de Avilés organizar una exposición retrospectiva y me dijeron que si. Entonces, hacía un par de años que Ricardo Esteban había editado, con Planeta DeAgostini, un catálogo de la exposición de Ágreda “Carta a cinco esposas”. Hablé con él sobre la posibilidad de que Planeta editara el catálogo de mi expo pero me dijo que ya no trabajaba para esa empresa. Aun así se mostró interesado en editarlo bajo su propio sello, DIB BUKS, cosa que me pareció fenomenal, porque las ediciones de DIB BUKS son muy cuidadas y su catálogo es muy atractivo. La única condición que Ricardo me puso fue que no nos limitáramos a hacer un mero recopilatorio de páginas e ilustraciones, y me animó a incluir material inédito, bocetos, comentarios. Esto me pareció una idea genial, e hizo que el libro acabara convirtiéndose en lo que es. En realidad no es un catálogo de la expo, porque ni todos los originales de la muestra están en el libro ni todas las imágenes de este han sido expuestas en Avilés, pero funciona muy bien como visión retrospectiva de estos 20 años de trayectoria profesional.

¿Resulta fácil resumir 20 años de experiencias, bocetos, horas sin dormir y soñando proyectos en un sólo libro de 80 páginas?
Resulta muy difícil, por no decir imposible. Habría podido hacer tranquilamente un libro de 200 páginas, pero había que seleccionar. Se han quedado muchas cosas fuera que me habría encantado poder añadir. Aun así creo que el resultado es una buena muestra de lo que he sido capaz de crear a lo largo de todos estos años. Y creo que, además, es un artbook muy atractivo que puede interesar tanto a mis seguidores como a alguien que aún no conozca mi trabajo.

¿Cuántos bocetos de historias no acabadas siguen esperando en tu mesa de dibujo?
Muchos. Un historietista no sabe qué proyecto va a acabar vendiendo a un editor, de modo que solemos trabajar en varios al mismo tiempo. Unos salen y otros se quedan en el cajón, a espera de tiempos mejores.

¿Ser capaz de dibujar practicamente de todo se aprende trabajando o ante la necesidad como dibujante de poder vivir de ello?
Una cosa lleva a la otra. El no tener otra fuente de ingresos hace que tengas que acabar haciendo de todo (erotismo, superhéroes, humor…) la respuesta a esa necesidad son horas y horas de tablero que, a la larga, te van dando el oficio.

¿Qué obra propia te ha marcado más en lo personal (esfuerzo en su realización) y profesional (reconocimiento y éxito de ventas)?
Supongo que la que más reconocimiento me ha dado es “El Baile del Vampiro” (Planeta DeAgostini Cómics. 1997) pero creo que su precuela “Inés 1994” es la que más me ha marcado y me ha hizo evolucionar como autor en su momento.

Casi coincide la edición de este libro con la publicación integral de"Doll's Killer" de la mano de Dolmen, ¿cómo acabaste ilustrando el guión de Nicolás Pona?
Mi amigo, Vicente Cifuentes, estaba trabajando en Soleil Editions y se enteró de que necesitaban dibujantes para ilustrar algunos guiones ya aprobados por el editor. Me puso en contacto con ellos y un par de e-mails después ya estaba firmando el contrato.

¿Qué te atrajo especialmente del guión de "Doll's Killer"?
En realidad fue la posibilidad de trabajar directamente para una editorial francesa lo que más me atrajo, el guión de Dolls Killer lo iba descubriendo a medida que dibujaba cada entrega.
Finalmente Nicolás y yo nos hemos hecho buenos amigos y ya estamos desarrollando otro proyecto juntos.
 ¿Qué es lo más complicado de trabajar con editorial y guionista de fuera?
En cuanto al guionista, el idioma, claro. Cuando dibujas un guión escrito por otra persona es muy importante poder debatir con ella, intercambiar puntos de vista, a veces necesitas poder defender tu postura sobre cómo debe narrarse tal o cual escena y el hecho no de no poder expresarte en tu propio idioma dificulta mucho las cosas.
En cuanto a la editorial, bueno, lo cierto es que es muy sencillo trabajar con editoriales extranjeras, a veces, incluso, lo es mucho más que con españolas. Lo difícil es que te aprueben un proyecto, pero una vez que has firmado el contrato todo suele fluir de manera bastante natural. En general son muy profesionales.

¿Y que se siente después de tantos años de experiencia cuando, como en este caso, tu obra ha de publicarse primero fuera para luego poder ser leida en tu propio país?
Es lo habitual. En España se lee muy poco y casi ningún editor puede permitirse pagar un adelanto decente por página, porque, en la mayoría de los casos, jamás van a recuperar ese adelanto con las ventas.
Lo tengo asumido desde hace años, si quiero vivir de esto tengo que trabajar para editores franceses o americanos. Afortunadamente todo suele acabar publicándose aquí tarde o temprano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada