martes, 13 de septiembre de 2011

ORIGINALIDAD EN EL ORÍGEN DEL FENOMENO ZOMBI

GEORGE A. ROMERO PRESENTA:
"NIGHT OF THE LIVING DEAD"
JOHN RUSSO / MIKE WOLFER / SEBASTIAN FIUMARA / EDISON GEORGE
AVATAR / GLÉNAT

Puede que pienses que otra vez más de lo mismo. Yo lo hice. O que mi "benevolencia" reseñando lo que leo está presente una vez más. Doble error. Sino no estaría aquí a estas horas escribiendo sobre este cómic. En especial habiendo comprobado en la espiral de aburrimiento en que ha caido el repetitivo cine monotemático de Romero al tiempo que en surrealista su acercamiento a este género como guionista de algo dificil de entender.
El caso es que ayer mismo llegó a mis manos este integral de 192 páginas que, con toda sinceridad, no pude cerrar hasta haberlo leído igual de íntegramente. Apenas días antes lo cogí sin poder evitarlo en una tienda de tebeos y definitivamente llama la atención. Y lo de dentro no desmerece a lo que rinden homenaje: la primera película de Romero, la que todos sabemos dio origen a la nueva forma de entender y ver al monstruo moderno que más películas, libros, tebeos y videojuegos puebla nuestra actualidad.
Curiosamente, a lo visual se añadió un sutil pero importante detalle antes de pasar a las primeras y explícitas páginas: los ocho capítulos contenidos en este libro han sido coescritos por John Russo, coautor nada menos que de la historia original que dio vida a la película de Romero. Esto explica el argumento: las historias se desarrollan antes, durante y un día después de la acción de la película, empleando a los personajes de la cinta: Ben, el héroe de color, Barbara, el matrimonio de Harry y Helen, a cuya hija, Karen, ha mordido un zombi... están todos aquí, hilados por un guión sólido, que te mantiene tan pegado a la página como lo hacía la película original en blanco y negro.
Os aseguro que mucho antes de empezar a escribir sobre esto ya había leído muchisimos tebeos de zombis; algunos muy buenos, otros mediocres y otros pasables por insuperable dibujo o quien sabe qué. Lo que me sorprendió anoche fue encontrar tan buenas historias dentro de un arco argumental mayor, capaces de hacerme perder el sueño. Lo que nos rodea hace dificil que algo pueda dar mal rollo desde las páginas de un cómic, pero esta versión lo consigue en muchos momentos. Supongo que es porque conserva el verdadero mensaje que Romero pretendía transmitir con su película. Supongo que porque sigo viendo que, sin tener en cuenta la sangre y el canibalismo, nuestra sociedad apenas ha avanzado desde aquellos finales de los años 60 en que se vuelve a ambientar la acción. Por supuesto los varios dibujantes escogidos para ilustrar las historias dan el toque moderno de hemoglobina y carnaza habituales, pero lo peor se lee por debajo de algunas muy inquietantes escenas.
No le doy más vueltas porque la recomendación es obligada. Si eres fan del género de resucitados, de verdad no dejes pasar este cómic. Desde luego no es uno más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada