lunes, 5 de septiembre de 2011

ENTRETENER (SE)

Acabo de volver de practicar un sano vicio que veo algo alejado de algunos de los que comparten conmigo generación, edad aproximada y aficiones. Hablo de ir al cine. Tiempo, comodidad en casita y demás cambios en la vida de cada uno no evitan que, aún siendo algo más dífícil, vuelva al viejo sano vicio de dejar atrás el mundo real por un par de horas.

La elección hoy, con tanta oferta relacionada con los tebeos, fue sin embargo "Super 8". ¿El resultado? O, al menos, ¿lo que para mí ha resultado? Pues la reflexión daría para muchas charlas. Pero la conclusión seguiría siendo algo que siempre reflejo aquí: como los gustos, el entretenimiento de cada uno es único. Lo curioso es esto último es como la edad y la experiencia nos hacen perder inevitablemente una chispa que contados detalles pueden devolvernos. Y esta peli está pensada para muchos nostálgicos de los que crecieron con la época dorada del ahora productor de esta cinta: Steven Spielberg.
A mi me pasa con la música: trabajando y viviendo de/en ella, he escuchado tantos discos por día a lo largo de los últimos 10 años que pocos grupos me pueden hacer pensar que eso que tocan no lo he oido antes mil veces. Pero de vez en cuando cedo a la visión crítica, al saber por la experiencia, y de repente el escalofrío en la nuca se repite.

Veo/leo cosas similares en muchos amigos y conocidos. Con el mayor respeto a sus opiniones, que por algo son suyas y sólo suyas, a veces me da la sensación de que le buscan seis pies al gato, "criticando" detalles que, cuando disfrutas de algo, no importan. Parece que cuanto más sabemos más incapaces somos de valorar lo inmediato, lo sencillo.

No tienen nada que ver, seguro, pero a raíz de toda esta parrafada llego a lo que realmente quería reseñar, precisamente cuando se acaba de estrenar hace tres días la versión cinematográfica de...

"COWBOYS & ALIENS"
ROSENBERG / FOLEY / GALERO / LIMA / VAN LENTE
DEBOLS!LLO / RANDOM HOUSE MONDADORI
Adaptación gráfica de la película de mismo título, esta creación se resume en el nombre de su verdadero creador: Scott Mitchell Rosenberg, nada menos que presidente de Platinum Studios y autor, productor y responsable de desarrollar franquicias de cómics, producciones cinematográficas, series de televisión y todo lo imaginable para abarcar todo mercado del entretenimiento visual.
Por eso no es de extrañar ni debería sorprender a nadie que lo que ofrecen película y esta novela gráfica sea puro espectáculo al más puro estilo de Hollywood: para todos los públicos y sin un segundo de respiro que no esté innundado de acción. Desde luego si disfrutas de una película que ha logrado reunir a Daniel Craig y Harrison Ford en el Oeste como vaqueros, disfrutarás de este como un buen recuerdo de lo que viste.
Con la misma sinceridad, si esperas profundidad, dilemas vitales y existencialismo, estas páginas no son para tí. Lo que desde luego es seguro es que Rosenberg no ha escatimado medios y ha contado con dos guionistas respetados como Fred Van Lente ("Incredible Hercules" y "Action Philosophers") y Andrew Foley ("Parting Ways" o "Done to Death") junto a un dibujante como Luciano Lima, quien ha firmado obras como "Grifter" y "The Mask" para Dark Horse o "Wolverine" y "X-Force" para Marvel
Por cierto, no preguntes sobre el argumento: vuelve a leer el título y si quieres pasar un buen rato viendo como se las gastan un puñado de vaqueros contra unos alienigenas poco amistosos, adelante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada