lunes, 27 de mayo de 2013

NORMA EDITORIAL: UN AS EN CADA NUEVO MANGA

Cuando hasta los japoneses hacen pública la caída de su masivo mercado de tebeos, ese que todavía de vez en cuando es capaz de despuntar con algún que otro millón de copias vendidas, te hace pensar mucho sobre cómo será en lugares donde todo el papel vive momentos tan cruciales como éstos, con un ojo puesto en el libro electrónico y el corazón en la irrepetible experiencia de pasar páginas y acercarte a sentir el olor del papel de un libro nuevo.

Pero como ni somos pesimistas ni adivinos, de lo que sí queremos hablar es de cómo un hogar de libros y autores como NORMA EDITORIAL lleva algún tiempo manteniendo el tipo muy por encima del listón no sólo con series que merece la pena seguir y que siguen contando con reediciones de algún número. Sólo por mencionar algunas joyitas: "Bakuman", la serie Manga sobre dibujantes de Manga creada por los autores de "Death Note" va ya por su tomo número 17. Si a eso le sumamos precisamente la reedición de Norma del propio "Death Note Black Edition", imprescindible serie y todavía merecido fenómeno de masas desde su publicación, la lista sigue. 
Recientemente me enganché también a una serie rara y a la vez original como pocas: "Ataque a los Titanes", relato de aventuras como pocos, ambientado en un post-apocalíptico mundo donde la Humanidad casi en su totalidad ha sido devorada por gigantes de más de 20 metros casi invencibles y de los que los humanos supervivientes se esconden en una ciudad amurallada menos impenetrable de lo que esperaban (4 tomos ya publicados). Pero es que series como "Fairy Tail" (32 tomos publicados), "Air Gear" (36 tomos publicados) o recientes hallazgos como "Black Butler" (11 tomos editados), "Malefic Time: Soum" de Kenny Ruiz y tantos otros títulos, sólo añaden prestigio a una editorial que, además, mantiene tesoros como "Akira" a la orden del día cada vez que en Japón se reeditan títulos como éste con nuevos extras o añadidos.

Lo mejor de todo es que, después de volver el otro día de una de mis tiendas favoritas de tebeos, volví a sorprenderme y engancharme con una nueva serie Manga editada por NORMA EDITORIAL que se suma a las muchas que creo merece la pena haberos recordado/recomendado.

La serie en cuestión es "I Am A Hero", de Kengo Hanazawa, de la que además NORMA EDITORIAL ha editado un pack inicial con los dos primeros números (más que recomendado por muchas razones) que incluye un cofre y que sale muy bien de precio. El tema no es precisamente original: los zombis invaden el mundo. En todo caso, llega en el momento justo, antes del esperado estreno de la película "World War Z" y del seguro aluvión de subproductos sobre el tema de calidad dudosa. La cuestión es que la curiosidad me pudo porque, salvo en relatos aislados, no han caído muchos Walking Dead versión nipona en mis manos. Pues bien, con un primer número que recuerda a tantos otros relatos de tantos miles de autores lanzados al filón de la plaga zombi, engancha el estrambotico personaje principal, Hideo, ayudante de mangaka que, habiendo logrado publicar dos tomos de una serie que su editorial canceló, trabaja como un esclavo en un estudio que sólo acrecienta su paranoia, fobias y las visiones que tiene de un amigo imaginario. Mediocre y friki consumado, la verdad es que acompañar a este perdedor nato a unas circunstancias inesperadas adquiere un tono de un refinado humor negro que todo amante del género encontrará tan acertado como creíble.
Reconocido como Mejor Manga en los Premios Shogakukan 2013, leídos los dos primeros números casi sin pestañear, no me extraña que Kengo Hanazawa esté causando furor en la audiencia lectora japonesa. Primero porque, tratando un tema que no pasa de moda en estos tiempos nuestros,  lo trata desde un punto de vista bien alejado de heroicidades con tono yanqui. Sólo imagina que, paseando un día cualquiera por la calle asistes a una calle en la que conocidos entre si se muerden unos a otros sin que nadie entienda el por qué... no hay peor terror que el que despierta en nuestra rutina diaria. Sin conocer versiones traducidas de las otras obras de Hanazawa, "Boys on the run" y "Ressentiment", lo que es seguro es que su línea clara y realista hará que esperé ver aparecer el número 3 de "I Am A Hero" tanto o más que esas otras pocas series de zombis que ningún aficionado al tema/género es capaz de evitar. 


Y como no hay dos sin mil, hace bien poquito NORMA EDITORIAL ha estrenado otra serie más a la que merece la pena acercarse si eres aficionado al menor Shonen: "Blood Lad" de Yuuki Kodama, del que puedes leer una muestra aquí. Curiosamente, el protagonista vuelve a estar ligado directamente a este género por ser un apasionado del Manga y del Anime. hasta ahí todo bien, sino fuese porque Staz es un vampiro que gobierna una de las muchas zonas del Infierno. Y, para rizar el rizo, recibe en su particular reino,  repleto de mangas y figuritas de colección la visita real de una humana, perdida en el infierno sin saber cómo. A partir de ahí, las situaciones hilarantes y surrealistas se desatan una tras otra, desencadenando en la visita de Staz a su adorado mundo humano en formas que, desde luego y, por fortuna, dejan en buen lugar a su forma de ser vampiro, moderna sin resultar absurda.
Como toda nueva colección de Norma desde hace tiempo, el buen y asequible precio de sus cuidadas ediciones te hace picar una vez más en una serie que repite un acertado patrón: "Blood Lad", como muchas otras de las Novedades y veteranas líneas de la editorial, llaman la atención tanto de los posibles recién llegados a un universo infinito como el Manga nipón, al tiempo que, con seguridad, hacen coger al veterano consumidor de tebeo japonés, títulos como este de las estanterías de Novedades. Y es que, además de buenos nuevos guionistas, los artistas seleccionados suelen tener tan buen trazo como ideas. 
Lo que nunca dejará de llamarme la atención es como los autores japoneses, capaces de crear verdaderas obras maestras del noveno arte de todo calibre y tema, son capaces de reinventarse sin perder o ceder en la calidad de sus dibujantes al tiempo que, retomando temas mil veces vistos y leídos, siguen produciendo obras que, bajo la premisa básica de entretener, siempre te acaban haciendo pensar.
La conclusión: un diez para Norma por su continuado factor sorpresa, su renovada selección de apetecibles nuevos títulos Manga y la continuidad de cada una de sus logradas series iniciadas.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada