martes, 26 de abril de 2011

ECOS DEL SALÓN DEL CÓMIC DE BARCELONA 2011

No voy a hacer de algo ya viejo una noticia de la que todos hemos leído en cuanto se hizo público hace ya más de una semana. Todos tenemos la suerte de contar con profesionales que tienen la suerte de vivir de escribir sobre tebeos o bien, aquellos que no directamente, de tener tiempo. No es irónico. Soy el primero en visitar esas páginas sobre cómics que seguro que, si tengo la suerte de que me leas ahora, también lees.

Lo siento, pero como ya os dije ayer, yo necesitaba las vacaciones y la desconexión, salvo para nunca dejar de leer cómics, ha sido total. Y asistir al Salón me fue imposible. La propia familia manda y disfruté de ello. De hecho no tenía vacaciones de Semana Santa desde la lejana facultad de Periodismo.


Lo que sí quiero es aprovechar para hablaros de uno de los grandes ganadores de FICOMIC 2011, ya que por estas páginas cibérneticas o por las de papel de nuestra revista LH MAGAZIN no había pisado aún "El Invierno del Dibujante" de Paco Roca (ASTIBERRI, 2010), obra recocida con los premios a Mejor Obra Española así como a Mejor Guión.

El dibujante Paco Roca

Desde antes incluso de su publicación, Paco Roca prometía acaparar la merecida atención que su obra ha obtenido en pleno invierno de 2010 y revivada ahora con premios que se venían venir. Después del éxito que logró con ese inolvidable "Arrrugas" (ASTIBERRI, 2007) que obtuviese indénticos galardones en el Salón del Cómic barcelonés, con el añadido de ese Premio Nacional de Cómic, que no deja de otorgar prestigio a un género infravalorado en un país donde reinaron una vez las revistas semanales de tebeos, la tarea no era dificil. Aunque sobre todo no lo era porque Roca lleva muchos años demostrando que no dibuja ni escribe a la ligera. Sólo el trabajo documental que el autor llevó a cabo para su "Invierno..." le han valido credibilidad suficiente para una historia con la que, posteriormente, todos los que la hemos comprado compartimos parte de nuestra vida.


Es curioso como releer hace muy poco el Integral que DEBOLS!LLO/RANDOM HOUSE MONDADORI ha editado de "Los Profesionales" de Carlos Giménez te hace incluso querer releer "El invierno del dibujante". Porque ambas obras no sólo hablan del denostado oficio de los lápices en este país que tanto talento desprecia, sino que son reflejo de una sociedad como la nuestra que tanto ha cambiado en tan poco.


Llama la atención que un gigante como Giménez declarase en reciente entrevista que ya no visitaba el Salón porque el tono de ocio que éste tiene (con sus disfraces, conciertos, exposiciones y todo lo que el fan agradece y disfruta), "no eran para él"... Una reflexión de la que se podría hablar horas recordando una vez más las publicaciones que se vendían a miles en los antiguos quioscos de prensa y las prietas tiradas que se ven obligadas a hacer muchas editoriales de aquí... mientras luego se anuncian gratas sorpresas como que "Los Muertos Vivientes", (que ha superado los 200.000 ejemplares de venta) de Robert Kirman y Charlie Adlard se alza con el premio a Mejor Obra Extranjera... Creo que algunas conclusiones son obvias: la obra de Kirkman no es un producto barato en ningún sentido, es decir, su gracia reside en la gran historia bien dibujada que es... No digo que nuestros autores deban ceder al pulso de modas como la zombi, pero sí recordar que, para desgracia de todos nosotros (y de muchas editoriales), los niños ya no bajan al quiosco a comprar tebeos ni muchos padres se los regalan para que aprendan a leer o disfruten de algo tan sano... Esos niños fuimos nosotros, nadie nos ha reemplazado y, aunque sigamos enganchados a las viñetas y al papel, no puede quejarse quien no ofrece lo que el mercado demanda.


Lo malo: la realidad de que no es fácil dar calidad para el consumo de masas. Lo bueno a toda esta cháchara: que los primeros datos y conclusiones a FICOMIC 2011 son buenos en estos tiempos de crisis: ventas iguales y, en algún caso mejores, acompañadas de la mejor noticia de todas: el creciente apoyo de todas las editoriales nacionales a los autores de aquí. Sí, todos lo sabemos, ni las páginas ni las historias ni las palabras se pagan como en Francia o Estados Unidos pero de amontonar piedras se han hecho catedrales.

Por cierto, sincera enhorabuena al resto de premiados del Salón:

MEJOR DIBUJO DE AUTOR ESPAÑOL: "BLACKSAD 4. El infierno, El Silencio" (NORMA EDITORIAL), de Juanjo Guarnido.
PREMIO JOSEP TOUTAIN AL AUTOR REVELACIÓN: David Sánchez
MEJOR LIBRERÍA DE CÓMIC: MADRID CÓMICS
PREMIO A LA DIVULGACIÓN DEL CÓMIC: Santiago García
MEJOR FANZINE ESPAÑOL: El Naufraguito
MEJOR REVISTA ESPAÑOLA DE CÓMIC: DOLMEN
MEJOR PELÍCULA BASADA EN UN CÓMIC: "María y yo", de Félix Fernández de Castro.GRAN PREMIO DEL SALÓN: Jordi Longarón
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada