lunes, 23 de febrero de 2015

ENTREVISTA BILINGÜE CON THE BLACK FROG, EL AUTOR DE "MAGGOT", UNA DE LAS SORPRESAS DE SPACEMAN BOOKS

MAGGOT
THE BLACK FROG
PDF de muestra aquí.
Este no es un libro cualquiera. Desde luego no es el típico tebeo europeo de línea clara, historia directa y páginas cuadradas incluso en su número atendiendo a un mercado tradicional. “Maggot” es mucho más que eso, del mismo modo que lo es su autor, aunque de él hablaremos unas líneas más tarde. Este libro también es una declaración de intenciones de la que avisamos desde nuestra primera entrada en esta misma web que ahora lees: somos una editorial que aspira a no dejar indiferente al lector. Y desde luego “Maggot” sorprende de la primera a la última página. De entrada, nos lanzamos de cabeza y sin preámbulos a la historia de Susan Swallow. Estamos en Boston, a principios del siglo pasado y una joven consciente de su curiosa herencia por su lado materno, afronta con gran estoicismo su destino. Así, apenas cuatro páginas después, asiste a una cita con la mismísima Muerte, personificada en un elegante y educado caballero. A partir de ese momento empieza un viaje que recurre a tantos elementos propios como lo que cada lector sea capaz de poner de su lado. El destino es bien pintoresco: el mismísimo Infierno. Y si bien tampoco es algo nuevo (no vamos a engañarnos, Neil Gaiman redefinió llamas y demonios en su “Sandman” tanto y tan bien como Mike Mignola con su “Hellboy”), el autor de esta novela gráfica de algo más de trescientas páginas sabía muy bien lo que hacía para salir airoso de un inframundo nunca antes descrito o imaginado así .
Publicada originalmente en seis tomos por The Black Frog, nombre artístico de Igor-Alban Chevalier, este polivalente artista, quien había editado ya libros de arte, revistas y novelas gráficas en Estaos Unidos y Francia, retomó los derechos de la mayoría de sus obras y fundó The Dynamo Press, su propia editorial independiente, que hizo posible que ahora podamos disfrutar en un solo tomo integral de “Maggot” y el sorprendente viaje infernal de Susan Swallow al pozo de condenación más profundo de toda religión.
Llegados a este punto merece la pena que os hablemos un poco de Igor-Alban Chevalier y su interminable curriculum artístico. Nacido en Francia, ha trabajado en medio mundo aunque parece conservar como base estable para sus ideas la ciudad de Berlín. Entre sus capacidades destacan, como él mismo enumera, la ilustración, el diseño de producción, la escultura, hacer storyboards, coreografías medievales y escribir historias.
MAGGOT-muestra-Spaceman-Books4
MAGGOT-muestra-Spaceman-Books3










Igor estudió en la Escuela de ArtesAplicadas de Nimes, en Francia, en la que durante tres años aprendió arquitectura, diseño de mobiliario, ilustración, diseño gráfico, diseño de moda y publicidad. Lo siguiente fue dedicar todo un año a estudiar en la Escuela Internacional de Cómic de St .Luc en Bruselas, sobre todo aprendiendo el útil arte de realizar storyboards para dar vida a narraciones con un fuerte y sólido contenido visual. Apenas salió de St. Luc, Igor comenzó a realizar diseño a para un amplio número de medios visuales. Su constancia e ímpetu trabajando en revistas de juegos de rol, revistas de juegos de simulación e incluso como creador de escenarios teatrales le valieron una llamada por parte de Atari (conocida como Infogrames por entonces) para contextualizar parte del universo e historia de un videojuego en 3D para la Playstation 2.
Sin duda superarse a cada paro le motive a mudarse a Londres durante cuatro años sin hablar ni una sola palabra de inglés. Aunque queda claro que mereció la pena porque allí ejerció como freelance habitual y constante nada menos que de la mítica empresa Jim Henson’s Creature Shop. Su rápidez y sensibilidad visual única le convirtieron rápidamente en uno de los principales diseñadores de la compañía. Lo que viene después son diez años en los que Igor ha creado infinidad de diseños, ilustraciones, esculturas y storyboards para películas de gran presupuesto y fama internacional como “X-Men 3”“Harry Potter”“Feardotcom”“Los Picapiedra 2”“The Snow Queen”“Dracula Untold” y un largo etcétera.
Entre proyecto y proyecto, aún le queda tiempo para experimentos narrativos como “Maggot”. Y es que, volviendo al libro, conocer el origen profesional de The Black Frog nos dice mucho del formato, estilo y forma de  “Maggot”. No sorprende nada que el autor reconozca que, entre los artistas que le han influido para crear su propia forma de expresión, estén Mike MignolaWindsor Mc Cay (ese autor también único creador de “Little Nemo In slumberland”), pero también Jean Giraud “Moebius”. Y es que, si de los primeros Igor retoma escenario y una endiablada narración repleta de acontecimientos a cada página; de Moebius utiliza su imparable ansia de dibujar, en un libro que tiene mucho de la obra última de su compatriota francés. Así, del mismo modo que Moebius se recreaba en sus creaciones para crear sin guión o dirección definida en los diferentes tomos de “Inside Moebius”Igor hace lo propio en un historia que sorprende a cada página y que, bajo una estructura medida, incorpora pesadillas y giros de guión prácticamente a cada página, como si de escritura y dibujo automáticos se tratase. El resultado, que alguien podría pensar merma el resultado final, logra todo lo contrario: porque cuando entras en la historia y empatizas con el lado humano de Susan Swallow, su continuo viaje y sorprendentes encuentros con demonios, funcionarios infernales, querubines, ángeles, anillos de la muerte e incluso un Papa Negro convierten trescientas páginas en un paseo que se te hace verdaderamente corto.
La forma de hacerlo es otro de los puntos fuertes de The Black Frog. Recordando su indudable maestría como creador de storyboards, el autor ha creado un universo propio en el que, con una paleta de colores básica pero tan obvia como el infierno al que representa, sus trazos son tan detallados e inquietantes como básicos en ocasiones. Aquí resulta inevitable recordar el mismo minimalismo recurrente de Mike Mignola sólo que, una vez más, Igor-Alban Chevalier es único y este detalle es también algo estudiado a lo largo de muchos años de trabajo. Para cualquiera que no conozca demasiado la obra de este artista al que resulta imposible no admirar os recomendamos, recordando también al mismísimo Picasso, que os toméis la molestia de visitar la página, portafolio y extensa galería de obras en venta directa de The Black Frog. Y entonces comprenderéis, como cualquiera, que las líneas medidas y los dibujos contenidos o aparentemente simples del autor son el artificio ideal para darle velocidad y un ritmo nunca mejor dicho endiablado a su obra. Y es que siempre es mejor retener una buena idea en una línea que perder toda historia por darle detalle a un dibujo. De todos modos tampoco penséis que el dibujo contenido de The Black Frog viaja por tan extensa novela gráfica. Porque en muchas páginas el despliegue visual de viñetas grandiosas, los claroscuros y las inquietantes sombras que difuminan los rostros monstruosos de quienes residen en el inframundo son capaces de hacer que levantes la vista del libro por encima de tu hombro, preguntándote si los "gusanos" a los que hace referencia el título de la obra ("maggot" es gusano en inglés) habrán sido capaces de cruzar el umbral que separa lo real de grandes obras fantásticas como ésta original y épica novela gráfica.

# # ENTREVISTA A THE BLACK FROG / IGOR-ALBAN CHEVALIER # #

TheBlackFrog¿Cuándo y cómo comenzaste a escribir una historia como “Maggot”?
Black Frog: Cuando empecé a trabajar en “Maggot” me encontraba trabajando en una extensa serie de novelas gráficas en blanco y negro: “Les Carnets De La Grenouille Noire” (n.d.t.: “Los Cuadernos de la Rana Negra”) en francés o “The Spark” en inglés. Pero después del cuarto libro necesitaba trabajar en algo con más color y un poco más comercial. También quería ser capaz de crear una historia que pudiese ser adaptada al cine. Todo empezó cuando posteé algunas muestras de estilos en un fórum norteamericano llamado conceptart.org. estaba buscando el estilo a darle a mi siguiente cómic y a través de diferentes bocetos hice una página completa simplemente por diversión como si viniese de un libro ya terminado donde ves a una chica saliendo de un hotel y dejando sus bragas al recepcionista. Lo encontré divertido y así esa página se convirtió en la página 03 de “Maggot”. Ya tenía el punto de partida, solo tenía que inventarme todo lo demás.
Originalmente “Maggot” se dividió en seis capítulos y entregas diferentes. ¿tenías ya en mente que te llevaría más de 300 páginas cuando lo empezaste?
B.F.: Sí, tenía planeado que serían 300 páginas desde el día uno. Eso forma parte de mi método de trabajo para cada proyecto del que me hago cargo: el número de páginas, el estilo, el género, cuántas páginas debo hacer por día. Quería escribir una aventura a través de la muerte, el cielo y el infierno en colores apagados desde que trabajé a tiempo complete en una película de animación norteamericana que solo me dejaba libres al día 8 horas para trabajar, de modo que decidí que escribir, entintar y colorear 5 páginas al día en mis ratos libres resultaría más que razonable
¿Qué nos puedes contar del proceso técnico del libro? ¿Empleaste solo herramientas digitales o te daba tiempo a hacer algún tipo de boceto sobre papel?
B.F.: Fue todo digital: es mucho más rápido que trabajar sobre papel, no resulta confuso ni frágil y puedes cambiar de ideas en cualquier momento que lo necesites, algo que me suele pasar muy a menudo.
No tenía tiempo para reflexionar acerca de nada y la historia fue completamente improvisada. Nunca sabía qué era lo que iba a ocurrir al día siguiente… y por eso resultó tan divertido. Me levantaba cada mañana deseando leer el resto de la aventura del personaje de Susan como si fuese otra persona la que lo estuviese escribiendo.
Todo aficionado a la lectura ha leído todo tipo de versiones del Infierno tanto en libros como en cómics... pero me resulta imposible comparar tu visión única con nada conocido. ¿De dónde sacaste la inspiración para recrearlo de una forma tan original con personajes tan peculiares y poco habituales?
B.F.: Gracias. Todo lo que hice fue mirar un poco más profundo en las versiones originales de cosas tan conocidas como las viejas descripciones de los ángeles, los demonios y los querubines, que son en mi opinión mucho más interesantes a cómo las hemos recreado desde que fueron inventadas.
©The Black Frog
En cualquier caso, ¿seguiste de algún modo guías como los escritos de la Biblia y su lucha eterna entre el Bien y el mal, los demonios y los Ángeles?... ¿Realizaste algún tipo de documentación e investigación previamente a escribir la historia?
B.F.: Cambiar las míticas reglas maniqueas de la lucha entre el bien y el mal nos haría sentir  las incómodas líneas grises del mundo que todos vivimos cada día, cuando lo que yo quería era llegar a tener la sensación de ser proyectado a otro lugar completamente diferente con otra clase de reglas.
Habitualmente no me gusta utilizar muchas referencias cuando escribo, ya que tiende a ralentizar el proceso de escritura y a mí me gusta cuando fluye de modo natural. Sin embargo y dado el asunto a tratar, tuve que investigar en bastantes libros sobre brujería, demonios, versiones diferentes de la Biblia, la Cábala y viejas representaciones góticas ilustradas tanto del Cielo como del Infierno. En cuanto a los personajes y la fauna, fueron tomados, en su mayor parte, directamente de las Escrituras, ya que encuentro que el mito resultaba de por si tan rico, que con apenas rascar la superficie sería más que suficiente para poblar “Maggot” de criaturas.
¿Por qué el título de “Maggot” (n.d.t.: “gusano”)?
B.F.: Porque para todos nosotros los gusanos son instantáneamente asociados con la idea de la muerte y porque también me gusta especialmente cómo suena la palabra, incluso sin pretenderlo.
Artista a tiempo completo, practicas todo tipo de disciplinas creativas… ¿por qué creas entonces tu propio sello editorial The Dynamo Press? Es decir, hoy en día los artistas son mucho más cuidadosos y protegen bastante los derechos sobre su obra. ¿No resulta entonces más facial ceder los derechos de impresión y distribución a otra compañía o editorial? ¿O es que sencillamente crees que los libros bajo demanda son el futuro de todo artista que quiera vivir de su trabajo?
B.F.: Sólo quería tener un lugar seguro desde el que poder estar en total control de toda idea creativa, sin importar si puedo o no puedo afrontarla económicamente, algo que no es mi preocupación principal. Lo hago por amor a mi arte y lo peor que podría ocurrirme sería ser incapaz de dar a luz todas las ideas que yacen apiladas en mi cabeza porque alguien quisiese contenerme de sacar esas ideas demasiado deprisa.
Cualquiera que visite tu página web o tu blog se dará cuenta de hasta donde puedes llegar técnicamente dibujando o realizando esculturas, sin embargo el dibujo de “Maggot” no es tan detallista como otros trabajos tuyos. Me recuerda al minimalismo intencionado de autores como Mike Mignola… en tu caso a veces más cercano a un storyboard que al estilo habitual de una novela gráfica. Todo esto fue motivado porque las ideas para tu historia llegaban más rápido de lo que podías dibujarlas?
B.F.: Como comentaba antes, el límite de tiempo que me impuse para este proyecto decidió en parte el estilo del mismo. Pero también opino que hay veces en las que el estilo minimalista aplicado al dibujo de un cómic, si se realiza de un modo inteligente, puede conducir al lector mucho más adentro del mundo que estás creando porque no le estás dando todas las líneas habituales y dejas que su cerebro interactúe, que rellene los huecos y que, en última instancia, se involucres incluso más de lo normal. El estado de ánimo que recreas cuando dibujas puede llegar a ser mucho más fuerte de este modo. Menos es más. Siempre.
10845706_10152483223482060_3240596821996443774_o
casco
hannibal
tejado
Con un estilo personal tan definido como el tuyo, ¿Qué artistas te influyeron con su obra mientras alcanzabas tu propia forma de expresarte?
B.F.: Trato de dibujar con un estilo diferente para cada proyecto de cómic que hago por varias razones: primero, porque me aburro con facilidad y no me gustaría nunca tener la sensación de que estoy haciendo lo mismo una y otra vez. Hay quienes se sienten realizados proyectando el mismo estilo durante años, yo no. Segundo: porque dota de personalidad propia a cada libro del mismo modo que un director nunca pretende que todas sus películas parezcan siempre la misma. 
Soy consciente de que incluso mis seguidores prefieren un estilo a otro y eso puede resultar frustrante a veces. Pero qué puedo decir… así es cómo funcionan las cosas. Para “Maggot” la influencia más obvia fue Mike Mignola, por supuesto, o al menos debería haber sido. Desde que Hellboy existe, cualquiera que escriba un comic sobre el Infierno, el Sr. Mignola, por derecho propio, es LA REFERENCIA del género. Precisamente porque me gusta mucho su trabajo traté de forzarme a ir un poco más allá tanto como pudiese a la búsqueda de mi propia canción infernal.
En tu página de facebook mencionas decenas de nuevos proyectos que pareces estar llevando a cabo a la vez, incluyendo un cómic de 2600 páginas en las que adaptas "Journey to the West", la historia del Rey Mono… ¿Qué será realmente lo próximo que estará disponible para leer por parte del gran público?
B.F.: Bueno, no estoy seguro del todo ya que es algo que fluctúa. En primer lugar desde luego tengo pendiente la reimpresión junto a una versión en inglés de mis primeros cuatro libros de “Les Carnets De La Grenouille Noire” o “The Spark” en inglés, que es una ficción masiva en blanco y negro de 10 libros de 300 páginas cada uno. Eso si cuentas “Conscient de vacuité”, la semilla autobiográfica para la historia de ficción. Ahora mismo estoy terminando el 5º libro, que debería ser capaz de llevar a las estanterías de las librerías este mismo año.
El siguiente proyecto es “The Truth”, mi primer cómic de superhéroes. Será en color y será realizado en capítulos de 25 páginas. Serán en total 4 libros de 100 páginas cada uno.
También estoy haciendo malabares con otra gente autónoma para dar vida a “The Boredom Ministry”, una compañía independiente de videojuegos que acabamos de montar; de modo que no estoy seguro de en qué momento lanzaremos nuestro primer proyecto, aunque seguro será mucho más comercial de lo que habitualmente hago y será tremendamente divertido.

Screen_Shot_2013-05-04_at_1.57.15_PM¿Sigues trabajando en el mundo del cine? Y si es tal el caso, ¿algo interesante en lo que hayas trabajado últimamente?
B.F.: Sí, sigo trabajando en ello a todas horas. De hecho acabo de terminar de trabajar en dos películas, una para Warner Brothers y otra para Dreamworks, de las que no puedo decir absolutamente nada como es de esperar; pero ya tengo otras dos películas en las que participaré en breve.
¿Qué clase de recuerdos guardas de los grandes éxitos comerciales en los que has estado involucrado creativamente? ¿Queda tiempo para la diversión o es un proceso en el que participa tanta gente, como resulta evidente en los créditos finales de cualquier película de cualquier clase, que se enfoca todo más como el trabajo en una gran fabrica en la que cada uno se encarga de lo suyo y ya está?
B.F.: La mayoría son buenos recuerdos aunque hay algo de ambas cosas: diversión por un lado pero frustración por mi constante deseo de desear tener tiempo para hacer más cómics.
¿Qué es lo mejor de trabajar en el negocio del cine?
B.F.: Sobre todo el brillo que ves en los ojos  de la gente cuando les cuentas cómo te ganas la vida y la cantidad de buenos amigos que haces en el camino.
¿Qué te mueve a expresarte artísticamente en tantos campos posibles, incluyendo hasta los videojuegos?
B.F.: No estoy seguro de si “me expreso como artista” en todo género posible… Al menos lo intento, desde luego. Para mí todo medio implica historias a su modo particular y antes que nada, lo que me gusta pensar es que soy un cuentacuentos. De modo que del mismo modo que alguien utiliza diferentes colores para pintar, otro puede emplear medios diferentes para contar historias.
¿Serías capaz de centrarte solo en una de tus capacidades creativas o necesitas expresarte siempre de formas diferentes?
B.F.: No podría hacer una sola cosa aunque quisiera. Me moriría.
Tuviste la suerte de trabajar en uno de esos lugares que la mayor parte de mortales apenas se atreven a soñar sólo con visitarlo como es la mítica Jim Henson's Creature Shop. ¿Cómo surgió la posibilidad de trabajar allí y cómo fue tu experiencia y qué fue lo más valioso que aprendiste en semejante lugar?
B.F.: Sí que fue bueno. Sólo que relato en detalle mi experiencia en ese sitio en mi primer libro “Conscious of void”, que pronto traduciré al inglés… hasta entonces creo que tendrás que esperar a leer la respuesta a esta pregunta en el libro… :)
Con tanto trabajo y proyectos, ¿te queda vida para leer o ver películas que no sean en las que trabajas? De ser así que prefieres: ¿libros, comics, comedias, películas de terror…?
B.F.: Veo muchísimas películas, la mayoría de las que se estrenan, a decir verdad. Y también muchas series de televisión, que son el modo en que tengo de descansar mi cerebro… “Breaking Bad”“The Walking Dead”“Doctor Who”“True Detective”“Luther”“Madmen”... no demasiados cómics últimamente, salvo por los que sigo leyendo de las décadas de los 70 o de los 80.
¿Qué prefieres, comic europeo estilo BD o cómic norteamericano?
B.F.: Me gusta mucho la diversidad. También me gustan los autores japoneses y los sudamericanos. Crecí con cómics europeos, Métal Hurlant, superhéroes americanos e historias de terror.
¿Hay algún cómic que te haya impresionado en los últimos años?
B.F.: Sí, Bastien Vivès y su equipo en “Lastman”. Es un trabajo estelar. También me gusta su sensibilidad cuando trabaja en sus proyectos en solitario.

ENGLISH VERSION:

SPACEMAN BOOKS - How and why did you start writing and drawing a story like "Maggot"?

B.F. - When I started working on Maggot I was already writing a long black and white graphic novel series, “Les Carnets De La Grenouille Noire -- “The Spark” in English and after the fourth book, I needed to work on something that was more colorful and a bit more mainstream. I also wanted to come up with a story which could be adapted into a feature film.
It all started when I posted some style test doodles on an american forum called conceptart.org. I was looking for the style of my next comic and with the different sketches I also had made a full page for fun as if taken from an already written book where you could see a girl coming out of an hotel leaving her panties to the groom. I found it amusing and this page became page 03.
I had starting point, I only had to come up with the rest.

SPACEMAN BOOKS - It was originally divided in 6 different issues. Did you have in mind to make more than 300 pages when you started?

B.F. - No, I had set myself the number of 300 pages from day one. That was part of the sandbox framework I set for every project I undertake: number of pages, style, genre, how many pages a day. I wanted to do an adventure through death, heaven and hell in muted colors and since I was working full time on an american animation feature film at the time I only had time to work an 8 hours long second shift everyday so I decided that 5 pages written, inked and colored per day during my free time was reasonable.

SPACEMAN BOOKS - How was the technical process to make this book happen? Did you use only computer and digital tools or did you have the time to make studies on paper beforehand?

B.F. - It was all digital, it’s way faster than working on paper, it’s not messy, not fragile, and you can change your mind whenever you want which is something I do very often.
I had no time to ponder on anything and the story was completely improvised. I had no idea what would be happening the next day... That was really fun. I would wake up every morning eager to “read” the rest of Susan’s adventure as if it was written by somebody else.

SPACEMAN BOOKS - We've all read many versions of Hell both in Books and Comics... and still I can't think of anything like your own unique vision... From where did you get the inspiration for such a world and for your characters?

B.F. - Thanks, all I did was looking a bit deeper into the original versions of things like the old descriptions of angels, demons and cherubim which are in my opinion way more interesting in the scriptures than how we came to portray them since then.

SPACEMAN BOOKS – You seem to have followed the bible’s guidelines and its eternal fight between Good and Evil, Demons and Angels... Did you have to do a lot of research before writing the story?

B.F. - Changing the mythical manichean rules of the fight between good and evil would just feel like the uneasy shade of grey we live in everyday and I wanted you to have that feeling of being projected into another place with a very different set of rules.
I don’t usually like to use too much reference when I write, it tends to slow down the written process quite a bit and I like when it flows. But because of the subject matter, I had to dig into a lot of books on witchcraft, demons, different versions of the bible, the Kabbala and old gothic painted representations of both heaven and hell. As for the characters and fauna, they are, for the most part, taken directly from the scriptures as I found that the mythos was already so rich that scratching the surface was more than enough to populate Maggot.

SPACEMAN BOOKS - Can you explain why you chose the tittle "Maggot"?

B.F. - Because for all of us a maggot is instantly associated with the idea of death and also because I like the ring of it, no pun intended.
SPACEMAN BOOKS - Being a complete artist in all kinds of disciplines, why did you exactly create The Dynamo Press? I mean, most artists are clever enough nowadays to sell their work and keep the rights to it. Wasn't it easier to let the publishing companies print and distribute your books? Or has time proven that print-on-demand is the future if you want to live of your work?

B.F. - I just wanted to have a little place where I could be in total control of the creative output, whether or not I’ll be able to make it work financially is not my primary concern, I do that for the love and the worse thing that could happen to me would be to be unable to give birth to all the stories already pilling up in my head just because someone is preventing me from getting it out fast enough.

SPACEMAN BOOKS - Anyone can see that you really can draw, but for "Maggot" your drawings are not as detailed as some other of your works. It reminds us of Mignola’s minimalism... sometimes it is closer to a storyboard than to the usual graphic novels style we’re used to. Is it because the idea for the story came faster than the time you had to draw it?

B.F. - As I said the time limit I had given myself for the project kind of decided of the style for it but I also think that sometimes the minimalist aspect of a drawing style for a comic book, if it is done intelligently, can take the reader even deeper into the world you’re creating because you don’t chew everything for him and that his brain can interact, fill the gaps and ultimately feel more involved. The mood you’re creating can get stronger that way. Less is more. Always.

SPACEMAN BOOKS – For Maggot you found a very personal style but which artist influenced you while you were developing it?

B.F. - I am trying to come up with a different style for each comic book project for several reasons: First, because I get bored fast and I don’t want to feel like I am doing the same thing over and over. Some take pleasure in nurturing the same style for years, I don’t. Second, because it gives more personality to each book the same way a movie director doesn’t want all his movies to look the same. I am aware that some of my followers prefer one style or the other and that it might be a bit frustrating at times. But what can I say... that’s how I work. For Maggot the obvious influence was Mike Mignola of course, or at least it should have been. Since HELLBOY anytime someone writes a comic book about hell, Mr Mignola, and rightly so, is THE reference in the genre. So Because I love his work so much I’ve tried to push myself away from it as much as I could to find my own hell song.

SPACEMAN BOOKS - On your facebook page you mention at least a dozen of new projects you're working on, including a 2600 pages comic book adaptation of "journey to the west", the story of the Monkey King... what will be the next project available to the public?

B.F. - Well, I’m not sure ahah it fluctuates. First in line will certainly be a reprint and an english version of the first 4 books of “Les Carnets De La Grenouille Noire” or “The Spark” in English, which are a massive black and white fiction of 10 x 300 page books -- +1 if you count “Conscient de vacuité” the autobiographic seed for the fictional story if you will --
I’m finishing the 5th book and I should be able to put them out on the shelves this year.
The next project is “The Truth” my first super hero comic. It’s going to be in color, done in chapters of 25 pages and there will be 4 x 100 pages books in total. I’m juggling with freelance work and “The Boredom Ministry” a new indie video game company we just set up so I can’t say for sure when will the first issue come out but it will be a bit more mainstream than what I usually do and it’s going to be a lot of fun.

SPACEMAN BOOKS - Are you still working for the cinema industry in which you've already made quite a contribution? Can you tell us anything about the movies you’re currently working on or what is the next one on your plate?

B.F. - Yes, all the time. I’ve just finished working on two movies, one for Warner Brothers and one for Dreamworks, can’t say a word about it as usual but there’s a couple movies I should jump on soon.

SPACEMAN BOOKS - What kind of memories do you keep from the major movies you've worked on? Is there any space for fun in these big factories where everyone often seems to only be a small cog in the machine.

B.F. - Mostly fond memories but it’s a bit of both, some fun, some frustration hence my constant desire for making comics.

SPACEMAN BOOKS – What is the best part of working for the cinema business?

B.F. - Mostly the sparkles you see in people’s eyes when you say to them what you do for a living and the good friends you make on the way.
SPACEMAN BOOKS - What moves you to express yourself as an artist in all other possible genres, including video games?

B.F. - I’m not sure if I “express myself as an artist” in all possible genres... I sure keep on trying. To me all mediums can carry stories in their own specific way and before anything else I like to think that I am a storyteller. So as you would use different colors to paint different portraits one can use different mediums to tell different stories.

SPACEMAN BOOKS - Do you feel capable to only use one of your skills or would you always need to express yourself in different ways?

B.F. - I couldn’t do just one thing even if I wanted to. I’d die.

SPACEMAN BOOKS - You were lucky enough to work for one of those companies which many people dream to visit: the Jim Henson's Creature Shop. How did you get the chance to work for them and how was your experience there? What was the most valuable thing you’ve learned from that experience?

B.F. - Yes it was good. Well, I related in details my time at Henson’s in my very first book “Conscious of void” which I’ll get translated into English soon. I guess you’ll have to wait to read it to get the answer to that one Emoticono smile

SPACEMAN BOOKS - Working on so many project, do you still have time to read or watch movies? If so, what are your choices? Books, Comics, Graphic Novels or is it Comedies, Science Fiction, Horror Movies?

B.F. - I watch a lot of movies -- most of what comes out really -- and TV shows that’s how I rest or brainwash, however you want to call it... Breaking Bad, The Walking Dead, Doctor Who, True Detectives, Luther, Madmen... not so much comics lately, or old ones from the 70s or 80s.

SPACEMAN BOOKS - What do you prefer: European BD or US comics?

B.F. - I like diversity so I like both, I also like Japanese and south American authors. I was brought up with Europeans comics, Métal Hurlant, American super heros and horror stories.

SPACEMAN BOOKS - Is there any comic book artist who caught your attention lately?

B.F. - Yes, Bastien Vives and his crew on LASTMAN. Stellar job. I also love his sensibility when he’s working on solo projects.

SPACEMAN BOOKS - You've travelled a lot due to your job, why did you choose Berlin to live and not any of those other countries you've been for a while like England or France?

B.F. - Because I’ve already been to France and England and because I needed a bit of calm. Berlin is good for calm.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada